Vidrios Low-E

Se llama vidrios “Low-E” (del inglés, de “baja emisividad”) a aquellos que cuentan con una capa especial para bloquear los rayos UV e infrarrojos. Así, mejoran la eficiencia energética del vidriado sin impedir el paso de la luz, ya que conservan un color neutro, prácticamente incoloro.

La emisividad mide la intensidad con que un producto emite o irradia el calor absorbido. Cuanto más bajo sea el valor de la emisividad, más eficiente es el vidrio en la reducción del calor transmitido por conducción. En comparación, el vidrio común (sin Low-E) posee una emisividad de 0,84, mientras que en un vidrio bajo emisivo es de aproximadamente 0,15; lo que significa que sólo el 15% del calor absorbido por el vidrio es reemitido.

En Breve:

  • Alta eficiencia energética.
  • Combinable con DVH.
  • Fácil de procesar: puede ser crudo, templado, termoendurecido, serigrafiado, laminado, etc.